Iñigo Arregi

El artista vasco Iñigo Arregi nos muestra sus esculturas y relieves bajo un mismo concepto plástico que tiene en común su afán por las formas geométricas que se entrecruzan, piezas en distintos planos que se sobreponen, alineaciones que, en el caso de las esculturas, se encajan entre sí para conformar un todo armónico formado por planos que se reúnen o conjuntan, que pueden separarse y unirse otra vez como si de un rompecabezas se tratase.

Los volumenes murales, realizados a base de cartón, dibujo y pinturas, mantienen el mismo criterio que las esculturas, distintos planos que se suceden uno tras otro y que conforman unas perspectivas únicas y originales, unos entramados en los que la estética se permite un juego lúdico de efectos y vistas, un discruso de referencias no explícitas, de complejos argumentos relacionados con las emociones. Visiones únicasmente frontales, a diferencia de las esculturas que pueden contemplarse desde cualquier perspectiva.

J.L. Ara Oliván

 

Iñigo Arregi, CAJA INTERVENIDA, 2016. 18 x 20 x 20 cm.

Iñigo Arregi, HORIZONTAL, 2016. 42 x 18 x 23 cm.

Iñigo Arregi, MOVIMIENTO CURVO, 2016. 23 x 19 x 24 cm.

Iñigo Arregi, ARNAGA, 2016. 250 x 120 x 135 cm.

Iñigo Arregi, Gauaren Isiltasuna, 2016. 75 x 85 x 200 cm.

Iñigo Arregi, BEGIRADA, 2016. Acero Corten. 55 x 29 x 23 cm.

Iñigo Arregi, RELIEVE, 2016. Papel. 153 x 100 cm.

Iñigo Arregi, SOÑANDO LA FLOR, 2016. Acero Corten. 21 x 25 x 37 cm.

Iñigo Arregi, ESTRUCTURA ASIMETRICA, 2016. Acero Corten. 24 x 24 x 42 cm.

Iñigo Arregi, EL ÁRBOL IMAGINADO, 2016. Acero Corten. 25 x 25 x 45 cm.