JORGE HERNÁNDEZ // EL FILIBUSTERO

Del 10 de noviembre 2016  al 14 de enero 2017
Inauguración: 10 de noviembre a partir de las 19 horas

El Filibustero

“El filibustero” es el título de la primera exposición individual del pintor andaluz Jorge Hernández en la ciudad condal.

En el mar de las Antillas durante siglo XVII, los filibusteros fueron piratas que se gobernaban a sí mismos, invadían territorios ajenos, saqueaban barcos y se hacían libremente con el botín.

En esta muestra, la interpretación se ha apoderado de un artista que investiga constantemente sobre la condición humana, convertido en “ladrón” de instantáneas navegando en las prolíficas aguas de las redes sociales. La apropiación del imaginario es reflexiva, aunque la atracción de Hernández por estos personajes anónimos y sus actitudes, tiene relación con el consumo actual de la fotográfica contemporánea sabidamente saturada de filtros cromáticos y exhibición exagerada. Después del hurto y con todos los nuevos hallazgos, el artista filma, en un solo fotograma, historias íntimas repletas de descontextualizaciones, desenfoques, planos cinematográficos y alteraciones métricas que resultan desconcertantes, pero al mismo tiempo, sugerentes y atractivas.

Deducimos escenas totalmente ficticias, pero tenemos que ser cuidadosos, porque el análisis de sus representaciones pasa por detenerse en los pequeños detalles que rodean a los personajes, para de esta forma constatar que nada es lo que parece a simple vista y que oteamos una pantalla “virtual” poco inocente.

Quizás como Hernández sugiere, el futuro de las relaciones personales se perfila como un cuadro cubierto de resina brillante atestado de juegos simbólicos y alteraciones cognitivas.

A lo largo de su trayectoria profesional, el trabajo de Jorge Hernández ha sido seleccionado y galardonado en numerosos certámenes nacionales de pintura. Sus obras se muestran en ferias nacionales e internacionales representado por galerías muy consolidadas en el panorama artístico, formando parte además de importantes colecciones públicas y privadas.

– Elena Caranca (gestora cultural)

Jorge Hernández, A bad place for bad news, 2015. 120×122 cm. Acrílico y resina sobre tabla.

Jorge Hernández, Tiempo de silencio, 2016. Acrílico y resina sobre tabla. 110×130 cm

Jorge Hernández, El amigo invisible, 2016. 70×50 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, El artista, 2016. 120×122 cm. Acrílico y resina sobre tabla.

Jorge Hernández, El nadador de relaciones, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, Facebook, 2016. 40×80 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, La despedida eterna, 2016 .120×140 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernandez, Libros para una vida, 2016. 180×190 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, Los invitados, 2016. 70×50 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, Menú para inmóviles, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, No pierdas comba, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla.

Jorge Hernández, Living on the edge . 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, The bodyguard, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, The Party, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, Waitin’ on a sunny day, 2016. 30×60 cm. Acrílico y resina sobre tabla

Jorge Hernández, 2014. Acrílico y resina sobre tabla. 20×30 cm

Jorge Hernandez, Break-fast, 2015. Acrílico y resina sobre tabla. 122x140cm

Jorge Hernández, Viento a favor, 2014. Acrílico y resina sobre tabla. 20×30 cm