Kristina Kostadinova

La arquitectura como una explosión, enorme y tremenda. Su energía espiritual se manifiesta a través de monumentos y edificios de culto . Pero ¿dónde está la carga intangible? ¿depende de las creencias o de su ubicación geográfica? ¿depende del guardián o de los peregrinos? Los peregrinos adoran a sus ídolos de forma enérgica, los templos y monumentos son espacios rituales.

Poco a poco las creencias desaparecen y pierden su magia. Pero las obras de arquitectura permanecen y siguen inspirando a la humanidad después años. La sociedad se distancia de la religión y pierde la noción del origen étnico de sus cimientos. ¿Qué quiere decir esto? Significa que el verdadero poder inmaterial de la arquitectura es el alma (espíritu) del arte, el estilo del arquitecto que a proyectado una ideología sobre el espacio. Cuando el artista crea una obra de arte se convierte en inmortal, eterna. Por esta razón la ruina resulta un crimen, hace estragos en una pieza arquitectónica que está vinculada a una vida de culto y muerte.

Hay obras que desde una mirada arquitectónica han sido expulsadas, destruidas a raíz del extremismo político, religioso y especulativo. Un pecado, o una desgracia, que ha provocado la muerte eterna del arte, en el nombre de la especulación, la política y los fantasmas ocultos. El arte es portadora universal de la humanidad.

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA

Proyecto Amensia. Fotografía 98x125cm. Edición de 15 + 3PA