The forest of sensations (2021)

Cesc Abad

Cerámica esmaltada

Contactar para comprar
Obra única
93 x 50 x 46 cm
El plazo de entrega estimado a direcciones de España (salvo Islas Baleares y Canarias y Ceuta y Melilla) será de 2 a 5 días laborables, en el resto de países de la Unión Europea de 5 a 7 días y para envíos a EEUU será de 7 a 15 días laborables. Estos plazos son estimaciones de servicio no vinculados a plazos concretos de entrega.

Para envíos internacionales fuera de la Unión Europea y EEUU, se realizará una estimación del coste de transporte y se le enviará al comprador un presupuesto si así lo desea. Ver nuestros términos y condiciones

Información adicional

Artista

Cesc Abad

Sobre el artista

A lo largo de sus años de experimentación, Cesc Abad (Barcelona, 1973 ) ha desarrollado un interés especial por el hombre y su relación y efecto sobre la naturaleza. Después de años de estudiar a los grandes maestros de la pintura, encontró su herramienta técnica en la pincelada postimpresionista y la historia en el simbolismo. Un claro ejemplo de ello es su obra  The forest of sensations (2021).

Esta mezcla conduce a un trabajo tanto figurativo como conceptual, como resultado de una tarea introspectiva desde el punto de vista de la naturaleza, pero que sugiere muchas preguntas al espectador.

Sus obras de arte permiten a las personas observar el paisaje de manera diferente, como si uno pudiera acercarse a un pedazo de bosque, simplemente deslizando el dedo en la pantalla, para descubrir a veces un mundo animal verdadero, a veces un mundo onírico y otros distópico.

Su trabajo principal se realiza en grandes formatos usando pintura al óleo y acrílica y también, como contrapunto a la pintura, la cerámica también tiene un lugar muy especial.

La obra de Cesc Abad permite adentrarnos en una especie de jardín del Edén donde cada elemento vive en comunión con su entorno, y al mismo tiempo, nos hace reflexionar sobre los peligros de los avances tecnológicos, que pueden hacer mutar partes de un cuerpo animal, en un semáforo o una pistola.

Quizá estemos ante una involución de las especies, donde los verdaderos parias del planeta serán los hombres y mujeres que observan los deseos de la especie animal. Quizá estemos ante una nueva distopía que nos permite reflexionar sobre nuestro papel en el mundo, como una sátira del comportamiento humano.

Quizá, Cesc Abad, esté inventando un mundo, para hablar del nuestro.